El iPhone X se consideró único en su lanzamiento en 2017 por varias características revolucionarias:

  1. Pantalla OLED de borde a borde: Fue el primer iPhone con una pantalla OLED prácticamente sin bordes, creando una experiencia de visualización impresionante sin el tradicional botón de inicio.

  2. Face ID: El iPhone X introdujo Face ID, un avanzado sistema de autenticación biométrica que utiliza tecnología de reconocimiento facial para desbloquear el teléfono y autorizar pagos.

  3. Cámara TrueDepth: Este sistema, integrado en la muesca de la parte superior de la pantalla, no solo permitió Face ID, sino también funciones avanzadas de selfie con modo retrato y animojis.

  4. Carga inalámbrica: El iPhone X fue el primer dispositivo de Apple compatible con la carga inalámbrica, lo que permitió a los usuarios cargar fácilmente sus teléfonos con almohadillas de carga inalámbrica.

  5. Rendimiento mejorado: Con el potente chip A11 Bionic y las funciones avanzadas de la cámara, el iPhone X ofreció un rendimiento y unas capacidades fotográficas excepcionales que elevaron los estándares de los smartphones.

La combinación de estas características hizo del iPhone X un dispositivo notable y único en el mercado en su momento. Aunque los modelos posteriores introdujeron funciones aún más avanzadas, el iPhone X sigue siendo un capítulo importante en la historia de la innovación del iPhone.